El Carmen de la Alcubilla del Caracol se sitúa en una ladera de la Alhambra mirando a la Vega y a Sierra Nevada, límite superior de lo que fue la ciudad medieval judía de Granada, hoy barrio del Realejo.

Un “carmen” es una construcción tradicional de Granada, que tiene sus orígenes en la época musulmana; consiste en una casa con huerto-jardín abancalado adaptándose a la peculiar orografía de la zona. Las “alcubillas” facilitan la distribución del agua de riego procedente de la Acequia Real de la Alhambra o del Sultán en este barrio. Uno de estos distribuidores de agua conocido como la “alcubilla del caracol” dio nombre durante mucho tiempo al tramo superior de lo que hoy se conoce como Cuesta del Realejo.

El jardín con pilares de agua y bancales se reparte en diversas zonas cada una diferenciada por su vegetación y ubicación, desde un templete de columnas toscanas cubierto por una frondosa glicinia hasta una zona de empedrado granadino con naranjos y limoneros, pasando por la imponente silueta de un ciprés centenario protagonista de un paisaje de Sorolla de 1910.